Alternativas económicas

La participación de las comunidades es esencial en la conservación de la biodiversidad, y Biodiversidad Amazónica trabaja para garantizar que los beneficios de la conservación impulsen el desarrollo de las comunidades.

El reto más importante es demostrar, mediante una buena gestión sobre el terreno, que es posible mejorar el modo de vida de las poblaciones rurales, conservar la biodiversidad y crear riqueza gracias a las diferentes formas de utilizar los ecosistemas y, al mismo tiempo, reducir las presiones externas que contribuyen a la deforestación y la degradación de la biodiversidad.

Para ello, acompañamos a las comunidades en la ejecución de varios proyectos: agroforestería, gestión de la pesca, apicultura, regeneración de bosques con especies autóctonas, etc.


Cultivo sostenible del aguaje

Crianza de abejas autóctonas